Producción de panela con técnicas ancestrales

enero 17, 2017

En el municipio de Valparaíso, al sur del departamento de Antioquia, a solo 5 km por la carretera que conduce al municipio de Caramanta, se encuentra el Resguardo Marcelino Tascón, en el cual, el cultivo de caña y la producción de panela con técnicas ancestrales, son una de sus principales fuentes de sostenibilidad.

La mayoría de los habitantes del Resguardo (creado en 1998) proviene de San Antonio de Chami, de donde se desplazaron en varias oportunidades hacia diferentes municipios de Caldas, Risaralda, Valle del Cauca y Antioquia, ubicándose finalmente en un terreno que les cedió el señor Vargas en el municipio de Valparaíso en 1987.

El resguardo Marcelino Tascón con su actividad productiva de la panela, viene participando en el Programa de Fortalecimiento Productiva y Empresarial de las Economías Propias de las comunidades indígenas de Colombia en la línea Agroindustrial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo desde el año 2015 en donde realizaban esta actividad únicamente para el autoconsumo y de manera individual cada familia con los productos que no consumían, lo vendían en la cabecera urbana a cualquier precio sin tener ningún tipo de organización ni control sobre este.

Frente a la actividad se encuentran características propias de la comunidad en cuanto a sus usos y costumbres realizando una siembra de caña sin el uso de químicos para el abono de la tierra; se utiliza la misma hoja de la caña que al descomponerse se convierte en abono orgánico, que además ayuda al control de malezas.  “La limpia” es realizada con productos naturales como el cadillo y el balso, además en la producción de la misma panela tampoco utilizan ningún tipo de aditivos químicos, solo mantienen los conocimientos ancestrales manejando el calor y los movimientos rítmicos y envolventes  de las mieles coloridas entre verdes y dorados durante la molienda.

En aquella ejecución avanzaron en el reconocimiento del producto como posible actividad productiva y económica, especialmente en momentos de formación y en  los espacios de participación en encuentros comerciales de ciudades como Medellín y Pereira teniendo la oportunidad de observar su competencia, calidad del producto y compra de personas interesadas en el producto.

Es así como iniciaron la oferta de la panela en las tiendas del municipio de Valparaiso  la cual es comercializada , mediante la oferta directa del producto al comprador. En la actualidad se puede establecer como calendario comercial  las épocas de mayor venta  entre septiembre y diciembre y marzo a abril.

En la ejecución actual se encontró una actividad productiva y económica más estable en la que durante el tiempo de terminación en diciembre del año 2015 a la fecha, realizaron ejercicios prácticos de organización, comercialización y sostenibilidad encontrando así una ampliación de cultivos de caña y la participación constante de

20 productores del Resguardo, incluyendo la de ocho jóvenes que están aprendiendo el oficio a través de transferencia de conocimiento de manera práctica, directamente en las moliendas; además se cuenta con la participación de todo el grupo familiar en el proceso de la organización de la caña y traslado a lugares que faciliten el transporte hasta el trapiche.

En el proceso de la molienda para la producción de panela, se generan 11 ocupaciones, y en el corte de la caña y el traslado de la misma, unos 20 en los que participan aproximadamente siete mujeres en cada molienda (cada 15 a 20 días) realizando labores de acomodación de caña y empaque del producto.

En los meses de mayor producción se obtienen 75 pacas de panela correspondientes a 1.800 kilos. Desde comienzos de septiembre la paca tiene un valor de $70.000.

De acuerdo a estos hallazgos y de acuerdo a identificación de necesidades y plan de mejora concertados con la comunidad, se ha avanzado en temas de formalización, costos de producción, creación de marca, empaque y ficha técnica comercial y se espera continuar avanzando con la comunidad en plan de comercialización, manual de procesos y estructuración de la organización productiva.

Así como en la producción de panela también es importante resaltar la conservación de técnicas ancestrales,  el atesoramiento  de su lengua nativa y la transmisión de usos y costumbres a los niños y jóvenes (orgullo del origen, conservación de formas de alimentación, medicina tradicional, entre otros). En la conservación de la cultura la mujer juega un papel fundamental, sin que sea obstáculo su participación en capacitaciones de género, realización de estudios y participación en cargos públicos, así como conformación de grupos para realizar actividades económicas como el cultivo de flores y artesanías en chaquiras.

Deja un comentario

Socios

Última actualización: enero 17, 2017

Copyright © Propaís 2007 - 2018

-