Los balones de Monguí en Macrorrueda Compre Colombiano de Sogamoso

mayo 1, 2012

En Monguí, llamado desde 1980 “pueblo más hermoso de Boyacá”, existe una de las industrias que más hace vibrar a los colombianos, la fabricación de balones, los cuales lograron exitosos contactos de negocio en la reciente Macrorrueda de Negocios Compre Colombiano en Sogamoso el pasado 26 de abril de 2012.

Esta historia nació en los años 30, cuando Froylan Ladino, prestando su servicio militar en Perú, descubrió el corazón de los balones de fútbol. Nunca se imaginó que aprender a repararlos para continuar con la diversión cambiaría años después las vidas de miles de campesinos boyacenses. Froylan aprendió a despinchar y a amarrar los balones, pero volvían a desamarrarse y entonces pensó en coserlos para hacerlos más resistentes y alargar la diversión.

Años después Froylan trabajó en una talabartería del barrio San Benito de Bogotá, junto a su hermano Manuel. Los dos tomaban los retazos de cuero que sobraban de aquella fábrica y construían balones para jugar sus picaditos, sin intuir que estaban también fabricando ilusiones y trabajo para miles de personas.

De aquí surgió la idea de hacer balones para comercializarlos, con tal acogida que debieron incrementar la mano de obra ¿y quién mejor para fabricarlos y coserlos que los expertos cocedores de su pueblo, Monguí?

Jorge Ladino, nieto de Froylan Ladino y propietario de balones J.J., sentado al lado de una vitrina de exposición en la Macrorrueda Compre Colombiano en Sogamoso, recuerda que así nació esta industria de la que hoy se benefician más de 200 familias de monguiseños. Jorge lleva fabricando balones y pelotas desde que tiene memoria, tanto los tradicionales de cuero cosidos a mano, como “nuevos” sintéticos vulcanizados de psicodélicos colores y modernas formas en sus diseños.

Ladino encontró en la macrorrueda de negocios Compre Colombiano de Sogamoso, liderada por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo y desarrollada por Propaís, la oportunidad de buscar nuevos contactos comerciales. Allí pactó una negociación con una importante cadena de calzado para hacer balones publicitarios.

La herencia de los Ladino contagió al pueblo y gracias a Jorge y a sus colegas de otras fábricas de balones, muchos habitantes de la hermosa población boyacense hoy pueden vivir de este glorioso objeto deportivo.

Los comentarios están cerrados.

Socios

Última actualización: julio 9, 2013

Copyright © Propaís 2007 - 2019

-